lunes, 28 de mayo de 2007

Paradojas de la vida moderna...

Tenemos casas más grandes, y familias más pequeñas; cosas más convenientes, pero menos tiempo; más educación y menos sentido; más conocimiento, y menos juicio; más expertos, y más problemas; más medicinas, y menos bienestarHemos multiplicado muestras posesiones, pero reducido nuestros valores; hablamos demasiado, amamos muy poco y hemos aprendido a ganarnos la vida, pero no a vivirla plenamente. Hemos llegado a la luna y regresado, pero tenemos problemas a la hora de cruzar la calle y conocer a nuestro vecino... Hemos conquistado el espacio exterior, pero no el interior; hacemos cosas más grandes, pero no mejores; hemos limpiado el aire, pero no el alma; hemos dividido el átomo, pero no nuestros prejuicios; estudiamos mucho, pero aprendemos poco; planeamos todo, pero no conseguimos casi nada. Hemos aprendido a hacer las cosas más rápido, pero no a tener más paciencia; cada vez tenemos más cantidad y menos calidad. Esta es la época de la comida rápida y la digestión lenta; hombres altos de bajo carácter; profundas ganancias y relaciones superficiales. Esta es la época de la paz mundial, y la guerra doméstica; más tiempo libre y menos diversión; más tipo de comida y menos nutritiva. Ahora tenemos ingresos conjuntos y más divorcios; casas más bellas y hogares más rotos. Esta es la época de viajes rápidos, pañales desechables, moralidad en decadencia, pasiones de una noche, cuerpos con sobrepeso, pastillas que hacen todo, desde alegrarte, hasta calmarte y matarte. Construimos más computadoras para guardar más información, para producir copias más rápidas que nunca, pero nos comunicamos menos. Esta es la época dónde tenemos todo en exhibición y nada en el inventario. ¿Qué hacer? · Lee más y limpia menos. · Pasa más tiempo con tu familia y amigos y menos tiempo trabajando. · La vida es una sucesión de experiencias para disfrutar, no para sobrevivir. · Usa tus copas de cristal, ponte tu ropa nueva para ir al supermercado. · No guardes tu mejor perfume para esa fiesta especial. · Las frases algún día, uno de estos días... quítalas de tu vocabulario. · Si vale la pena hacerlo, oírlo, verlo, puedes hacerlo, oírlo y verlo, disfrutarlo ahora.

3 comentarios:

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...

Texo que da, para pensar un rato...largo.

Pero sabes...creo que, aún quedan almas que hacen el pan en casa. Y se reunen al lado del hogar.

Se, que no es una multitud, pero vale la pena nombraslos :)

Un beso, amiga.


** MARÍA **

conny dijo...

Hola amiga, gracias por tu visita y tu comentrio, un abbrazo