martes, 14 de julio de 2009

Actitud...


Hace unos veinte años y pasaba por tiempos difíciles.
No había podido encontrar un trabajo satisfactorio, aún con mucha experiencia.

Yo había perdido mi casa.
Había tenido ya cinco entrevistas con una empresa y un día entre el autobús y la parada recibí una llamada para decirme que no había obtenido el empleo. Fui a garaje de autobuses como un zombi de decepción.

Más adelante esa tarde, - como un grito primitivo - surgió de lo más profundo de mí y pensé "¿Por qué mi vida ha llegado a ser tan dura?"

"Dame una señal" , le pedí a Dios ... un señal física - no una voz interior o ese tipo de cosas."

Inmediatamente después de este grito interior se detuvo el autobús para dejar a una niña en su casa, cuando ella pasó frente a mi,
me entrego un arete diciendo que lo había encontrado en el piso del Bus y que me lo entrego en el caso de alguien lo viniera buscando.

El Arete tenía un estampado de metal, pintado de negro, y decía "SE FELIZ".

Al principio me enfadó - sí, sí, pensé. Entonces comprendí. Había estado poniendo todas mis energías en lo que es malo en mi vida y no en lo que estaba bien! .

Decidí entonces, y para hacer una lista de 50 cosas por la que estaba agradecida.

Al principio fue difícil, entonces empezó a ser más fácil. Un par de días después decidí que mejor llegaría la lista hasta a 75.

Esa noche recibí una llamada telefónica para mí en la casa de mi amigo, era una directora de un gran hospital'.

Cerca de un año antes yo había presentado un plan de estudios sobre el estrés comunitario para enseñar un curso sobre gestión del estrés. (SIP, usted me oyó. ;-) Ella me preguntó si me gustaría hacer un seminario de un día para 200 trabajadores del hospital.

Le dije que sí y obtuve el trabajo.

Mi día con los trabajadores del hospital fue excelente. Recibí una gran ovación y muchos más días de trabajo.

Hasta el día de hoy SÉ que fue debido a que cambió mi actitud hacia AGRADECIMIENTO.


Por cierto, al día siguiente me encontré a la niña del arete y me preguntó si alguien lo había reclamado. Le dije que no y ella dijo "supongo entonces que era para usted."


"LA UNICA ACTITUD ES EL AGRADECIMIENTO" ha sido mi lema desde hace años y sí, que cambió completamente mi vida.

“Y todo lo que haces, sea de palabra, ó de hecho, hazlo con el corazón ofreciéndoselo a la vida y a Dios, dando gracias á Dios Padre por él.”


3 comentarios:

** MARÍA ** dijo...

Una bonita história y con un final muy feliz.

Decirte que: La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.

Te felicito por tu actitud.

Un beso tierno y dulce para ti.


** MARÍA **

fgiucich dijo...

Un excelente ejemplo de cómo vivir. Abrazos.

americacomparini dijo...

Que hermosa historia: nada es por el azar, todo tiene un misterio y una mágia.¡quién no se ha sentido tan vencido en un momento?..y de pronto un velo se descorre, una palabra, una sonrisa:algo lo cambia todo. Cuán importante es ir por la vida dando amor, como lo haces tú con tu página a veces alguien lo necesita. Te abrazo con ternura: es bello tu blog y muestra tu hermosa alma. desde Chile, América.