martes, 27 de octubre de 2009

ANSIEDAD



No hay más ansiedades que aquellas que tú mismo generas. Y así como las has creado, de la misma manera las puedes dejar. Lo que pasó, pasó. Lo que vendrá, vendrá. Puedes marcar una diferencia. Puedes poner manos a la obra. Y no estando cargadas de ansiedad, tus acciones serán infinitamente más efectivas. Tu conciencia será notoriamente más rica y mucho más clara si no está nublada por la preocupación. Abre tus ojos a las oportunidades que ofrece este instante. Dedica tu considerable energía en aprovechar las mejores de esas oportunidades. Libera tu mente, tu cuerpo y tu espíritu enfocándote en ser productivo, efectivo y a estar lleno de vida. Deja de lado esas oscuras ansiedades y vive a pleno

3 comentarios:

fgiucich dijo...

Consejos para no dejarlos de lado. Abrazos.

Venus-MissFantasias dijo...

Conny, un gustazo siempre tus letras...

Mira que la ansiedad ahoga... vale más la deje a la entrada de la puerta o a la salida del trabajo.

Un abrazo!

Venus MissFantasias dijo...

He vuelto a releer tu texto, realmente me ha gustado mucho. Si me permites lo compartiré en mi blog.

Un abrazo!